domingo, 24 de abril de 2022


 Los trabajadores dominicanos de la Ferretería Z&C fueron amenazados con ser despedidos si hablaban sobre la muerte del chino Jhei Leet, de 34 años, quien fue apuñalado por una empleada, que momentos antes había sido agredida por el hoy occiso.

Durante una visita de Diario Libre al referido negocio se observó que los chinos en el local no le perdían “ni pies ni pisadas”, aún en el momento que estos les brindaban servicio a los clientes presentes.

“Ellos nos amenazaron con quitarnos el trabajo si hablamos, pero sí, el siempre trataba mal a los empleados y no es la primera vez que pasaban las agresiones”, manifestó una de las empleadas, a quien se pudo abordar de forma rápida.

La empleada confirmó que la víctima era sobrino de uno de los propietarios del lugar.

La Ferretería Z&C de la avenida Juan Pablo Duarte casi esquina Nicolás de Ovando, en el ensanche Gregorio Luperón del Distrito Nacional, se mantiene trabajando de forma normal a pesar del homicidio de Jhei Leet

La cámara de seguridad captó el momento en que el hombre le lanza un objeto a la empleada, quien le responde lanzándole otra cosa. Acto seguido, el chino patea a la dominicana, quien toma un arma blanca y le da una estocada en el abdomen.

El hombre fue sacado de inmediato de la ferretería y montado en un vehículo, pero falleció poco después de llegar a la emergencia del hospital Moscoso Puello, a pocos metros del establecimiento comercial, informó un personal de comunicación del citado centro de salud.

Según las autoridades policiales, la empleada Franyelis María Furcal, de 30 años, tras cometer el hecho huyó del lugar y habría manifestado que la acción se produjo porque Leet le habría gritado improperios mientras atendía un cliente.

Hasta el momento Franyelis María Furcal sigue prófuga de la justicia.

Al lugar se han presentado autoridades de la Policía Nacional y del Ministerio Público, en busca de evidencias.

La uniformada comunicó este viernes que está tras los pasos de la victimaria para ponerla a disposición de la justicia.



CREDITOS A DIARIO LIBRE