miércoles, 8 de septiembre de 2021


 

En un intento por lograr una franca y abierta interlocución con la población nacional, el presidente Luis Abinader movió fichas, eliminó departamentos y creó la Dirección de Estrategia y Comunicación Gubernamental, estructura que se encargará de la coordinación y ejecución de las políticas comunicacional del Poder Ejecutivo.

Para lograr la meta fueron eliminadas las direcciones generales de Comunicación (Dicom), de Información, Análisis y Programación Estratégica (Diape) y de Información y Prensa de la Presidencia, dando pie a un Sistema de Comunicación Gubernamental que tendrá a su cargo la coordinación de las políticas de comunicación de los distintos entes y órganos del Ejecutivo.

Subordinada al Ministerio Administrativo de la Presidencia, la nueva dependencia tendrá la función de planificar, organizar, ejecutar y evaluar la estrategia y la comunicación gubernamental; explicar las medidas, acciones, proyectos y programas, así como facilitar la comunicación de la rendición de cuentas.

Conforme al decreto 542-21 que dispone su creación se encargará de identificar y realizar el seguimiento continuo de los principales acontecimientos nacionales, regionales e internacionales que sean de significación política y tengan relación con los planes del Poder Ejecutivo o el mantenimiento de las condiciones relativas a la gobernabilidad democrática.

Al frente de la dependencia fue designado el comunicador Homero Ángel Figueroa Güilamo, antiguo director de la Diape, quien de inmediato garantizó “una comunicación oportuna y transparente” desde esa posición. Su designación se hizo a través del decreto 543-21.

Con la designación de Figueroa Güilamo, sale de la esfera de comunicaciones del Palacio Presidencial Milagros Germán, quien fue nombrada ministra de Cultura, en sustitución de Carmen Heredia, quien será asesora de la Presidencia en materia de cultura. En su rol de vocera de la Presidencia, Germán recibió cuestionamientos debido a que no era periodista y carecía de vínculos estrechos con la prensa, salvo el mundo del espectáculo.

También desde la oposición política se le imputó beneficiar con publicidad a allegados de la televisión, artistas y relacionados.

En procura de armonizar y afinar la línea informativa estatal se habría decidido designar a Figueroa Güilamo, quien fue director del periódico El Metro RD y comentarista de varios programas.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE