viernes, 19 de febrero de 2021


 Por Francis Aníbal

SAN PEDRO DE MACORIS. El Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio, (CNCCMDL), el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, y el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, suscribieron un convenio de cooperación interinstitucional.

“El objetivo de ese acuerdo es unir esfuerzos para que la República Dominicana reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y para propiciar la transición energética hacia fuentes renovables de energía”, según informó David Montesdeoca, ambientalista petromacorisano y miembro del Consejo Nacional para el Cambio Clímático y Mecanismo de Desarrollo Limpio.

 

El convenio fue firmado en la sede del referido consejo, en representación de esa entidad, por Maximiliano R.  Puig, vicepresidente, Euren Cuevas Medina, director ejecutivo de INSAPROMA, y a nombre del CNLCC, Rafael Enrique de León Piña, vocero del colectivo. 

En el acto de firma participaron el director Ejecutivo del CNCCMDL, Alan Ramírez, y un nutrido grupo de miembros de INSAPROMA y del CNLCC, entre los que figuraron Julio Mañón, Miriam Cabrera, Mariana Castellanos, Héctor Turbí, Ingrid Paulino y Virtudes Martínez.

Después de leído el texto del convenio y firmado, el vicepresidente del CNCCMDL, Max Puig, resaltó la trascendencia de la alianza que este acuerdo inauguraba, entre el Estado y la sociedad civil, involucrada en la lucha contra el cambio climático y en la defensa del medio ambiente y los recursos naturales. 

Por su parte, el director ejecutivo de INSAPROMA, Euren Cuevas Medina, expresó que es imprescindible incentivar la participación de la sociedad civil y de sus organizaciones en la lucha climática para alcanzar las metas propuestas y aumentar la ambición para una mayor reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y una incorporación significativa de las energías renovables en la matriz eléctrica y energética del país. 

Prometió que este acuerdo “no será un convenio en el papel, sino que se traducirá en iniciativas concretas, de investigaciones, de jornadas de trabajo, de eventos nacionales e internacionales, y forjará la constitución de una gran unidad por la mitigación y la adaptación del país al cambio climático. 

El vocero del CNLCC, Enrique de León, consideró que la firma del convenio constituye un reconocimiento a la lucha que durante años han realizado en el país las organizaciones de la sociedad civil en contra del cambio climático y en contra de la contaminación que producen los fósiles. 

“En este sentido, agradecemos al doctor Max Puig por la oportunidad de esta alianza y lo hacemos portador de nuestras palabras ante el presidente de la República, Luis Abinader, que se ha comprometido a alcanzar la neutralidad de carbono para el 2050 y ha exhortado a que las energías renovables tengan un papel preponderante en la generación eléctrica y energética del país”, dijo de León.

Uno de los acuerdos asumidos por el convenio suscrito es auspiciar la realización de una cumbre alternativa de la sociedad civil de todo el continente americano en ocasión de la celebración de la Semana del Clima, en agosto de este año, en preparación de la participación de las Américas y del Caribe en la Cumbre del Clima COP 26 a finales de año, en Glasgow, Escocia.

También las entidades se comprometieron a través de este convenio a contribuir a la organización y ejecución del Programa la Escuela Dominicana Responde al Cambio Climático y a la Maestría sobre Cambio Climático para Educadores, en coordinación con la Asociación Dominicana de Profesores, ADP, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, y otras instituciones nacionales e internacionales. 

Igualmente, el convenio fomentará la participación de la ciudadanía, especialmente de las organizaciones sociales, de los movimientos populares y las comunidades en el diseño de políticas públicas, y en iniciativas legislativas sobre el cambio climático, la transición energética hacia fuentes renovables y la economía verde. 

.