viernes, 19 de febrero de 2021


 

El director del hospital Infantil Robert Reid Cabral, Clemente Terrero, aclaró que no se debió a una negligencia médica la muerte de niño que sufrió quemaduras mientras volaba chichiguas.

Terrero afirmó que el centro ofreció la atención requerida e hizo todo lo necesario para preservar la vida del niño de ocho años, quien lamentablemente murió este jueves, tras sufrir una descarga eléctrica mientras volaba chichiguas, próximo a su vivienda, en el sector de Cristo Rey.

El galeno explicó que en cuanto le notificaron que el infante necesitaba un Prismaflex (un insumo para dializarlo), “se autorizó por orden inmediata en menos de 24 horas, pero el niño no resistió y murió antes de que llegara”.