lunes, 28 de diciembre de 2020


 

Este lunes la Iglesia católica conmemora el Día de los Santos Inocentes, una tradición que en opinión del sacerdote José Luis Hernández, se ha ido perdiendo por el interés de algunas personas de intentar borrar la memoria histórica.

El fundamento de la conmemoración cada 28 de diciembre se encuentra en Mateo 2, 13-18 que narra que el ángel del Señor le apareció en sueño a José para informarle que huyera a Egipto junto a María, porque el rey Herodes quería matar a Jesús, quien no había nacido.

Al no encontrarlo, Herodes mandó matar a todos los niños menores de dos años y desde entonces se recuerda ese acontecimiento como el Día de los Santos Inocentes.

En América Latina se bromea mucho con el día para sorprender a la gente con noticias falsas, algunas de las cuales causaban hasta infartos por lo negativa que eran. Al final de cada invento positivo o negativo se decía: “Inocente mariposa que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se puede prestar”.

“Ahí hay mucho cultural, de místico, todo se mezcla... se ha ido perdiendo la tradición como tantas cosas, como se perdió la celebración de San Andrés, el 30 de noviembre, se pierde La Inmaculada, el 8 de diciembre. Algunas se han ido perdiendo de manera fortuita y otras a propósito, porque quieren borrar la memoria histórica, para ir metiendo otras diferentes como Halloween y el Día de Acción de Gracias de Estados Unidos”, adujo.

El religioso indicó que la Iglesia católica sigue conmemorando el Día de los Santos Inocentes con las lecturas bíblicas dedicadas a esa parte de la vida cristiana.