De Último Minuto

6/recent/ticker-posts

Con Rafa Informa

Familiares de boricua asesinada por dominicano desconocían si había problemas entre la pareja


 

Familiares de la joven boricua, embarazada, asesinada a puñaladas por su pareja sentimental el pasado 31 de diciembre en Villa Carmen, Santo Domingo Este, no habían notado ningún problema entre ambos, previo al hecho.                                                            

María García, tía de Angeliris García, dijo que su sobrina vino al país el 24 de diciembre desde Orlando, Florida, donde reside, y se hospedó en un hotel junto a su pareja, Luis Eduardo Terrero Gómez, de 26, con quien pasó las festividades navideñas, sin que notarán ningún inconveniente en las frecuentes videollamadas que mantenían con los familiares a través de las redes sociales.                                                         

"No hay nada que me dé para entender, lo que nosotros podemos decir es que quizás por celos o algún conflicto que ellos hayan tenido en el momento, pero para mí algo que puede ocasionar en una pareja algo así es celo, porque no entiendo otra cosa", dijo la tía de la joven de 27 años.                                                                 

"Nosotros hablamos con ella por cámara el 24 y ella estaba presente, y a ellos los vimos normal. Él estaba sonriendo, le dieron la noticia a mi hermana Mildred García de que iba a ser abuela, me dieron a mí la noticia de que iba a ser la madrina del bebé y mi sobrino, que es el hermano de ella, que iba a ser el padrino y hablamos todos. Estaba él ahí en la cámara y él se veía normal y contento", sostuvo María, quién dijo también haberle preguntado a una ahijada suya que se hospedó con la pareja en el hotel y que está también dijo no haber notado nada extraño.    

Indica que su sobrina había estado en el país en noviembre, visitando a Terrero, como acostumbraba desde que hace más de un año que se conocieron a través de redes sociales e iniciaron una relación.                         

Sobre la fecha en que se embarazó, la tía dijo que fue para la festividad de Thanksgiving, noticia que manejaban y guardaban para darle la sorpresa a la madre de la joven.                           

Pidió que la justicia aplique la pena máxima a Terrero y definió a su sobrina, quien trabajaba en un centro de cuido de niños, como una joven laboriosa que había emigrado de Puerto Rico en busca de un mejor porvenir.                                                     

Informó que ya está avanzado el proceso de repatriación del cadáver a Puerto Rico y que se había tardado porque no encontraron la documentación de la víctima cuando se hizo el levantamiento del cadáver, por lo que ella debió reconocer el cuerpo y gestionar copias de los mismos.           

Sobre Luis Eduardo Terrero es poco lo que conocen en Villa Carmen, donde dicen solo tenía 6 meses residiendo. Trabajaba en una estación de venta de Gas Licuado de Petróleo, ubicada en el sector Mendoza, Santo Domingo Este.                                         

Los vecinos de la casa número 9 de la calle primera del referido sector, en cuyo primer nivel de tres pisos ocurrió la tragedia, dicen que veían poco a Terrero y tenían poco trato con él.                                                                                      

Los familiares de Angerilis se enteraron de su asesinato el 31 de diciembre pasado, cuando su confesó autor, Luis Eduardo Terrero, le mostró el cadáver, a través de una video llamada a la madre de la joven, Mildred García, dentro de una bañera llena de sangre tras haberle propinado decenas de estocadas. El mismo día, Terrero se entregó a las autoridades.                               

A Luis Eduardo Terrero Gómez le fueron impuestos tres meses de prisión preventiva por el juez de la Oficina de Servicios de Atención Permanente de Santo Domingo Este, Bernardo Coplín.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE

Publicar un comentario

0 Comentarios