lunes, 11 de abril de 2022


 

El universo de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) ha cambiado drásticamente en la República Dominicana producto de la pandemia y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, llevando a los principales actores a pensar en la aceleración de la regulación del sector.

De acuerdo a las declaraciones de Luis Miura, presidente de la Confederación Dominicana de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Codopyme), durante la pandemia se incrementaron los negocios de comidas, poniendo un gran reto a las autoridades para su formalización.  

“Surgieron miles de emprendimientos, retos; ver si esos emprendimientos son sostenibles en el tiempo. Además, si son formales, si se formalizarán o no se formalizarán”, indicó a Diario Libre el presidente de Codopyme.

Dijo que el sector de las mipymes está siendo afectado en la actualidad por el tema de los costos y las materias primas.

“Sin duda alguna, todos los costos se han disparado, absolutamente todos. No solo el de la tarifa eléctrica, por el desmonte (del subsidio), sino por las materias primas, de los fletes, logística, todo ha tenido un impacto fuerte en lo que es industria ahora mismo, pospandemia”, destacó.

Indicó que el sector servicios debe estar casi en su normalidad y comercio por igual.

Miura observó que no hay estadísticas recientes de cómo anda la población de las mipymes en la República Dominicana. “Se está hablando de varios censos en varias instituciones que nos darán una idea real de por dónde anda”, adelantó.

De acuerdo a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), una microempresa es aquella que tiene hasta 10 trabajadores y ventas brutas anuales de hasta 9,118,990.74 pesos. Es una pequeña empresa si tiene de 11 a 50 trabajadores y ventas brutas anuales de hasta 61,553,187.51 pesos.

Una empresa es considerada mediana si tiene de 51 a 150 trabajadores y ventas brutas anuales de hasta 230,254,516.23 pesos.

De acuerdo a un boletín de la DGII, las mipymes representaban el 98.7 % del total de empresas registradas al 2020, mientras que el 1.3 % restante correspondía a las clasificadas como grandes empresas. Según la clasificación de mipymes, se puede observar que en 2020 había 240,442 empresas clasificadas como mipymes.

La mayor concentración de empresas se encontrataba en la categoría de microempresas, con una participación del 87.8 %, seguida por las pequeñas con un 11.9 % y las medianas con 0.3 %.

El documento de la DGII indica que, al categorizar las mipymes por provincia, el 37.0 % pertenece al Distrito Nacional, el 19.3 % a Santo Domingo, el 10.1 % a Santiago y el restante 33.5 % a las demás provincias.

En marzo pasado, el presidente de la República, Luis Abinader, dijo que el sector mipymes genera más de 642,000 empleos formales en el país que, junto a los trabajadores que desempeñan sus labores en sectores y actividades comerciales no formalizadas, ascendería a los 2.2 millones de puestos de trabajos.

Miura reportó que en tiempo de pandemia los emprendimientos que se hicieron en su mayoría fueron de alimentos. “La informalidad aumentó sin dudas”, señaló.

El Banco Central de la República Dominicana indica que al finalizar el 2021 la población ocupada de manera formal e informal ascendía a 4,422,840, de la cual 2,251,930 pertenecía al sector informal. Dentro de la informalidad, el sector comercio contaba con 636,256 puestos de trabajo, casi duplicando lo formal, que ascendía a 340,039.   

Miura apuntó que el panorama de las mipymes puede cambiar en la República Dominicana dependiendo de las políticas que se implementen, señalando como ejemplo el monotributo.

"Si tenemos un monotributo atractivo, la gente se formalizaría; si se sigue integrando el sistema de salud, por igual. Nadie se va a formalizar cuando es un costo, la gente necesita algo a cambio"Luis MiuraPresidente de Codopyme

“El factor internacional incide mucho por el tema de los costos, pero la sostenibilidad de los emprendimientos depende mucho de los mecanismos y las políticas que se creen para que esas mipymes se fortalezcan y perduren en el tiempo”, indicó.

Aceleración digital

Recientemente, Microsoft publicó el estudio “Mipymes en República Dominicana: aceleración digital y cambio de paradigma”, arrojando que ocho de cada 10 mipymes en la República Dominicana consideran que la pandemia aceleró su proceso de transformación digital. Además, seis de cada 10 consideran que la agilización de la operación o productividad es la principal oportunidad brindada por la tecnología.

También, las tecnologías más adoptadas desde la pandemia han sido los equipos de cómputos portátiles, software para videollamadas, colaboración remota y almacenamiento en la nube.

Asimismo, se registró una aceleración en el uso de datos para la inteligencia del negocio para la mayoría de las empresas, enfatizándose la tendencia en el caso de las de mayor tamaño. Como resultado, muchas de las empresas toma decisiones basadas en datos e implementan tecnologías y capacitaciones con este fin.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE