miércoles, 2 de marzo de 2022


 

Si bien es cierto que la forma de violencia doméstica más habitual es la de un hombre hacia una mujer, también existen casos de hombres que reciben maltratos por parte de sus parejas. Se trata de un problema del que pocos hablan, pero que afecta a todos los países del mundo. 

Aunque en República Dominicana no existen cifras exactas, el panorama en Latinoamérica confirma que la violencia con víctimas masculinas es más común de lo que algunos piensan. Según estadísticas oficiales, alrededor del 25 % de todos los casos de violencia doméstica en México corresponde a hombres, mientras que en Colombia se registra un promedio de 10 casos al día. Eso sin contar a los que deciden no denunciar.

Las razones por las que ellos guardan silencio al ser víctimas de maltrato pueden ser varias, pero las más comunes son las siguientes:

-Vergüenza. Cuando un hombre admite ser maltratado por una mujer, generalmente suele ser motivo de burla entre las personas.

-Miedo a que no les crean. Por lo general, las autoridades no suelen dar credibilidad a lo que cuentan los hombres maltratados. En caso de creerles, minimizan los abusos.

-Sentimiento de merecer ser abusados. Así como pasa con las mujeres, ellos llegan a sentir que merecen ser abusados por algún mal comportamiento. “Me lo merezco”, “yo lo provoqué”, “la hice enojar y por eso reaccionó así”, son de las frases más frecuentes. 

-Negación del problema. La idealización es un factor imperante para que se de la violencia. Los hombres abusados tienden a idealizar o sobrevalorar a su pareja (lo mismo que pasa en casos de violencia doméstica hacia las mujeres).

 

DIARIO LIBRE