jueves, 24 de febrero de 2022


 

Los altos niveles de música siguen siendo una preocupación para ciudadanos de las provincias El Seibo, Hato Mayor y San Pedro de Macorís, quienes denunciaron que afecta su paz y tranquilidad.

En el sector Santa Fe, de San Pedro de Macorís, una señora, que no quiso ser identificada por posibles represalias, denunció que en esa localidad hay unos colmados que mantienen en zozobra a los ciudadanos y aseguró que “cuando hacen la denuncia ante las autoridades, los mismos policías delatan ante los dueños de negocios a las personas”.

“Estamos cansados de denunciar esos kitipó en los colmados y entonces cuando uno llama a la Policía o al departamento Antirruidos, ellos mismos delatan a uno, y eso es una zozobra todos los fines de semana, amanecen con esa música a todo volumen”, se lamentó.

Pero no solo en los colmados se hace ruido. La ciudadana dijo que vehículos con grandes bocinas son estacionados en el sector, mientras sus conductores consumen bebidas alcohólicas. La mujer explicó que esto se extiende hasta las 4:00 de la mañana, al tiempo que dijo que eso atenta contra la salud de las personas y desvela a quienes tienen que trabajar al otro día.

Dijo que en vez de las autoridades proteger a los ciudadanos, lo que hacen es “que lo echan a pleitos”, por lo que aseguró que “nadie hace nada para contrarrestar ese mal”.

“Le decimos a las autoridades que por favor tomen en cuenta que los moradores de los sectores necesitamos dormir. Nosotros no queremos quitarle a nadie de que hagan sus fiestas, pero que tengan pendiente que hay personas enfermas, paridas y personas que necesitan trabajar temprano y por el ruido no duermen”, explicó.

La situación es similar en la provincia de Hato Mayor, donde la ciudadana Madelin Jiménez dijo que por donde reside hay unos colmadones que todos los días encienden un radio a todo volumen hasta altas horas de la noche.

 

DIARIO LIBRE