viernes, 25 de febrero de 2022


 

Más del 95 % de los pacientes con hepatitis C se curan con 12 semanas de tratamiento y no necesitan seguir siendo tratados posteriormente, afirmó el director de Salud Pública y Asuntos Médicos de Gilead Sciences para Centroamérica y el Caribe, Carlos Falistocco.

El infectólogo y especialista en Salud Pública explicó a Diario Libre, que la hepatitis C es una infección que se transmite por sangre a través de transfusiones, y por falta de esterilización de los elementos utilizados para realizar tatuajes o piercing.

“En nuestro país la mayoría de los casos se han dado en personas adictas o por transfusiones que no fueron controladas, en muy pequeños casos se puede dar por transmisión sexual”, señaló.

Falistocco explicó que normalmente las personas que se han infectado con hepatitis C desconocen que padecen la enfermedad porque no tienen síntomas, sobre todo en los primeros años. 

“La infección produce una alteración en el hígado provocada por la falta de tratamiento al ser una enfermedad asintomática”, indicó.

Dijo que esta alteración del hígado a lo largo de muchos años puedes llegar a producir cirrosis o cáncer en el órgano.