sábado, 9 de octubre de 2021


 

Más de 7,500 migrantes haitianos fueron expulsados en menos de tres semanas por Estados Unidos, que fletó 70 vuelos para deportarlos, dijo el viernes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Ningún vuelo para este viernes, según la OIM, lo que no había sucedido desde el 19 de septiembre.

Desde entonces, “más de 7,500 personas fueron expulsadas por Estados Unidos a Haití”, dijo Giuseppe Loprete, director de la OIM en Haití.

“Durante dos semanas tuvimos un mínimo de tres vuelos diarios y hasta ocho en el momento más intenso”, agregó, indicando que se habían fletado 70 vuelos en total.

El gobierno estadounidense de Joe Biden había suspendido las deportaciones de migrantes irregulares a Haití tras el terremoto que, el 14 de agosto, devastó el suroeste del país caribeño, matando a más de 2,200 personas.

Pero la reunión a mediados de septiembre de más de 30,000 migrantes, en su mayoría haitianos, bajo un puente en la frontera entre México y Texas cambió las reglas del juego.

Evocando una regulación sanitaria para la pandemia de COVID-19, Estados Unidos inició entonces una deportación masiva de estos migrantes, 20 % de ellos niños, operando vuelos diarios hacia la capital, Puerto Príncipe, y Cabo Haitiano, la segunda ciudad del país.

Tras un peligroso periplo por el continente, estas familias retornan a un país desgarrado por la violencia de las pandillas y aún más pobre que cuando se fueron.

También se ha estado desarrollando una lucha por el poder desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse el 7 de julio en su residencia privada.

Si bien las expulsiones por parte de los servicios de migración de Estados Unidos están disminuyendo, varios países de la región continúan devolviendo a cientos de migrantes cada semana.

México ya ha operado dos vuelos hacia Puerto Príncipe, con 199 migrantes haitianos a bordo.

Pero según Giuseppe Loprete, estas expulsiones siguen una metodología diferente: “es una opción que se le da a los casi 30,000 haitianos que están en México, si alguien quiere regresar a su país, México pone a disposición un avión”.

Las Bahamas también están aumentando el número de retornos forzados de migrantes irregulares, sin notificarlo a los agentes humanitarios ni a las autoridades locales.

“El 1 de octubre, en Cabo Haitiano, vimos llegar los vuelos y asistimos a los migrantes, pero incluso las autoridades haitianas se sorprendieron al ver cinco vuelos en un solo día con 500 personas”, dijo Loprete.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE