sábado, 9 de octubre de 2021

 


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, rechazó el viernes una oferta de su predecesor Donald Trump para retener documentos de un comité del Congreso que investiga el asalto del 6 de enero al Capitolio.

Mientras tanto, el Comité Selecto de la Cámara advirtió a cuatro exmiembros de la administración Trump que podrían estar sujetos a cargos de desacato criminal al Congreso si se niegan a responder a las citaciones del panel.

Trump trató de hacer valer el privilegio ejecutivo para evitar que los Archivos Nacionales entreguen al comité documentos relacionados con el ataque del 6 de enero.

Los expertos legales están divididos sobre si se aplica a un expresidente, y Biden se negó a afirmarlo en nombre de Trump.

La secretaria de prensa Jen Psaki dijo que la Casa Blanca está “cooperando con las investigaciones en curso” y “ha determinado que no se justifica una afirmación del privilegio ejecutivo para el primer conjunto de documentos”.

En el futuro, Biden “evaluará los casos de privilegio caso por caso”, pero cree que es de “suma importancia para el Congreso y el pueblo estadounidense tener una comprensión completa de los eventos de ese día para evitar que sucedan de nuevo”, dijo.

El comité que investiga el ataque al Capitolio emitió en agosto una solicitud de registros relacionados con el intento de los partidarios de Trump de bloquear la certificación del Congreso sobre la victoria electoral de Biden en noviembre.

Entre los registros y documentos que se buscan hay comunicaciones de Trump, miembros de su familia, sus principales ayudantes, sus abogados y decenas de otros exmiembros de su administración.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE