martes, 7 de septiembre de 2021


 

La mayor parte de los 144,869 millones de pesos que se destinaron a las ayudas sociales de emergencia por la pandemia del COVID-19 se cubrió con deuda externa.

Casi un 70 % de ese monto —98,000 millones de pesos— se pagaron con los recursos obtenidos de las emisiones de bonos de deuda pública en los mercados internacionales y con los desembolsos de multilaterales, según indican los datos oficiales de Mapa Inversiones RD.

Para los subsidios a través de Quédate en Casa se destinaron unos 86,656 millones de pesos, los cuales provinieron de fuentes como papeles de deuda externa, del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por su parte, al Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE) se ha llevado un total de 50,909 millones de pesos, recursos que llegaron predominantemente por las emisiones de bonos externos y desde dinero prestado por el FMI, pero también desde el Tesoro Nacional y desde Instituto de Prevención y Protección de Riesgos Laborales (Idoppril), con cuyo aporte comenzó ese subsidio durante el inicio de la pandemia en 2020.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE