miércoles, 22 de septiembre de 2021


 

La defensa de Conrado Pittaluga Arzeno solicitó la absolución a favor de este imputado en el juicio por los sobornos de Odebrecht, tras asegurar que no recibió dinero de cohecho, y que los fondos obtenidos fueron por conceptos de servicios profesionales prestados.

Igual que todos los demás imputados, los abogados también pidieron rechazar la acusación del Ministerio Público, alegando que el órgano acusador no presentó elementos de prueba suficientes para probar las imputaciones planteadas en el expediente ni logró destruir la presunción de inocencia que cubre a Pittaluga.

Otra de las peticiones que hicieron a las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional fue la de rechazar la solicitud de decomiso de los bienes e inmovilización de fondos del imputado. Además quieren que se ordene la eliminación de cualquier medida de coerción que pese en contra de este acusado.

El consejo de defensa compuesto por Joaquín Zapata, Manuel Rodríguez, Edward Veras, Santiago Rodríguez, Erick Raful y Conrado Manuel Pittaluga, quiere que el tribunal excluya, y no tome en cuenta para su deliberación varias pruebas y testimonios que, entienden, son ilegítimos u obtenidos no conforme con la ley.

Entre los testimonios que pidieron excluir figuran las declaraciones de los ejecutivos brasileños Mauricio Dantas Bezerra, Rodrigo Maluf Cardoso, y Marcelo Hofke.

Además de los de María Eugenia Batista, María Álvarez de Maio, y Marielys Abad Díaz quienes elaboraron informes para el Ministerio Público.

También pidieron excluir del proceso todos los documentos aportados por el Ministerio Público, que fueron extraídos del sistema Drousys. Supuestamente, este era el sistema de comunicación utilizado en el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, donde asignaba a cada beneficiario de los sobornos un código secreto para ocultar las acciones ilícitas.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE