martes, 10 de agosto de 2021


 

Los cabildeos de último minuto, a través de llamadas telefónicas y otras estrategias, como las que incentivar la no asistencia a la sesión para evitar que exista el quórum reglamentario requerido, el pago de publicidad en redes sociales de un senador, así como la petición de un grupo de juristas de continuar la aprobación del Código Penal para la próxima legislatura, matizaron el escenario de ayer en los predios del Senado, en vísperas del conocimiento de esa pieza legislativa.

Hasta ayer habían unos 15 votos seguros, debido a que de una lista de 21 senadores que habrían firmado un documento, uno tiene COVID-19 y está interno, Santiago José Zorrilla, y cinco de ellos han ofrecido declaraciones contrarias. Se trata de Franklin Peña Villalona, Antonio Marte, Alexis Victoria Yeb, Ricardo de los Santos y Eduardo Estrella. Este último, el presidente del Senado, aunque ha dicho estar opuesto a las tres causales que permitirían el aborto, favoreció la semana pasada que sea profundizado el estudio del Código Penal.

El senador Ramón Rogelio Genao aseguró ayer que de 21 senadores que apoyarían que el Código Penal sea aprobado, tal y como fue sancionado en la Cámara de Diputados, un total de 20 están seguros. Debido a que Zorrilla no podrá asistir a la sesión ordinaria, convocada para hoy, a las 2:00 de la tarde, por razones de salud.

Ayer, el senador Milciades Franjul confirmó que 20 senadores que respaldan la aprobación del Código Penal, firmaron un documento para apoyar que sancionado este martes, acogiendo el informe favorable y sin modificaciones de la comisión especial, que preside Zorrilla. Franjul, Genao y Franklin Romero pidieron la semana pasada al presidente del Senado, Eduardo Estrella, que convocara a una sesión ordinaria para esta semana para que se conociera dicho informe.

Recordó que el proyecto de ley del Código Penal fue estudiado a profundidad en ese hemiciclo, por lo que su aprobación no se dio de manera “alegre”.

También, el Foro de Juristas por la Democracia y el Instituto Dominicano de Ciencias Penales pidieron al presidente del Senado, que no pusiera en la agenda ese proyecto de ley durante esta legislatura extraordinaria, porque cree que “sería una desvergüenza” aprobarlo sin leerlo. Cándido Simón, al hablar por los juristas, advirtió que esa iniciativa, de no ser revisada, es pasible de ser observada por el presidente Luis Abinader si éste es coherente con sus acciones.

Pero el senador Dionis Sánchez recordó que el “Código Penal se leyó y se discutió con 40 organizaciones y 75 personalidades”. Completó las cinco firmas que se requerían para presentar el informe.

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE