viernes, 11 de junio de 2021


 

A pesar de que los mercados binacionales permanecen cerrados por disposición del gobierno dominicano para evitar la propagación del COVID-19, cientos de ciudadanos haitianos se presentaron este viernes al paso fronterizo por Dajabón para abastecerse de productos alimenticios.

Los compradores empezaron a llegar a la división de ambas naciones minutos antes de la 8:00 de esta mañana, hora que inician las operaciones en la inspectoría de Migración y Aduanas.

La entrada de los extranjeros se hace cumpliendo con los requisitos migratorios. Solo los ciudadanos que presentan pasaportes entran al país. Mientras que a quienes no porten mascarillas no le permiten ingresar al territorio.

En el trayecto, desde el puente sobre el río Masacre hasta las calles del municipio de Dajabón, los visitantes extranjeros son supervisados por soldados del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) y del Ejército de la República Dominicana.

Las autoridades locales obligan a los visitantes a usar las mascarillas y mantener el distanciamiento físico. Sin embargo, del lado haitiano esas medidas brillan por su ausencia.

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE