jueves, 27 de mayo de 2021


 

La economía de Estados Unidos creció a una tasa anual sólida del 6,4% en los primeros tres meses del año, sin cambios con respecto a los cálculos iniciales del gobierno. La recuperación tras la profunda recesión del año pasado cobró impulso a principios de 2021, ayudada por las vacunas para combatir el virus que causa el COVID-19 y billones de dólares en asistencia gubernamental.

El aumento en el producto interno bruto —que mide la producción total de bienes y servicios de la economía— fue el mismo que la cifra previa publicada por el gobierno hace un mes, informó el jueves el Departamento de Comercio. Las revisiones al alza del gasto del consumidor —que representa dos tercios de la actividad económica— se vieron compensadas por un menor crecimiento de las exportaciones.

Los economistas creen que el crecimiento del PIB podría superar el 10% en el trimestre actual, de abril a junio.

“Cuando se les brinda la capacidad de gastar de manera segura, los compradores tienen la voluntad y el deseo de hacerlo”, dijo Lydia Boussour, economista principal de Oxford Economics en Estados Unidos.

Boussour dijo creer que el PIB del trimestre abril-junio sea alrededor del 13% y que las ganancias de este trimestre permitirán a la economía recuperar toda la producción perdida durante la recesión. Con el avance del primer trimestre, el PIB está apenas un 0,9% por debajo del nivel del cuarto trimestre de 2019, antes de que terminara la expansión económica más larga del país en el primer trimestre de 2020.

Muchos especialistas pronostican que la economía crecerá entre un 6% y un 7% este año, lo que sería el desempeño más sólido desde un aumento del 7,2% en 1984, otro año en el que la economía se estaba recuperando de una recesión profunda. Sin embargo, la firma de análisis Oxford Economics prevé un crecimiento este año de alrededor del 7,7%. Esa sería la mayor ganancia anual desde 1951.

 

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE