viernes, 14 de mayo de 2021


 

Once meses consecutivos de subidas inflacionarias mantienen las presiones sobre los bolsillos de los consumidores. El Banco Central de República Dominicana reportó que los precios escalaron 9.65 % en los últimos doce meses, un nivel levemente por encima del que ya el emisor había asomado como posible para este trimestre.

En julio de 2020 pasado se comenzaron a registrar incrementos de precios que, de acuerdo al sistema de proyecciones del Banco Central, alcanzarán su punto máximo entre abril y junio de este año, cuando la inflación promediará un 9 % anualizado. A partir de julio comenzarán a ceder las presiones hasta que todo vuelva a la cotidianidad a finales de año.

Los precios de las materias primas son el principal factor que incide en los aumentos de precios que se han registrado en los últimos meses. En abril, cuando la inflación subió 0.41 %, el mayor impacto estuvo en los grupos de alimentos y bebidas no alcohólicas (0.56 %) y transporte (0.52 %), debido al avance de los precios del petróleo en los mercados internacionales.

Al respecto, Tomás Marcano, presidente del Consejo Nacional del Comercio en Provisiones (CNCP), señaló que las presiones económicas mundiales, la creciente demanda y la mayor demanda de productos como la soya, maíz y trigo por parte de las grandes potencias han arrastrado a los precios en República Dominicana. “El CNCP entiende razonable la preocupación de la población por la situación de aumento que se ha producido en algunos productos de consumo básico, lo cual no es por razones internas del país y la pandemia, sino por factores externos derivados de la pandemia del COVID-19 y el mercado mundial”, expresó Marcano.

En abril, el costo de la canasta familiar se situó en 37,931.10 pesos, de acuerdo con los datos del Banco Central.

Precios sugeridos

En días pasados el Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor (Onpeco) propuso el establecimiento de precios sugeridos a los alimentos y productos de consumo básico, pero no todos apoyan la medida. La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) advierte que puede afectar la competitividad.

“Si bien es cierto que se pueden establecer precios sugeridos y a algunas industrias inclusive les conviene, esto también pudiera tener un impacto a nivel de competencia entre los comercios. Eso (la medida) no garantiza para nada un beneficio al consumidor”, advirtió Circe Almánzar, vicepresidenta del gremio industrial.

El observatorio dijo que con los precios sugeridos se evitará que los productos se disparen inesperadamente. “Con los precios sugeridos, a partir de un margen de ganancia previa- mente establecido, se evitaría que el consumidor deba aceptar pasivamente las alzas”, explicó el observatorio.

Antonio Cruz Rojas, vicepresidente del Consejo Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Conacerd), cree que, aunque el planteamiento en sí no es malo, no evita el aumento de los precios.

Explicó que el incremento en el costo de los artículos obedece a variables que son normales. “Por un lado, hay un mayor consumo y una menor oferta y por otro está lo que son los costos de las materias primas internacionalmente”, agregó Cruz Rojas.