viernes, 30 de abril de 2021


La jueza de la Oficina de Servicios Permanente de la Instrucción del Departamento de Justicia de Hato Mayor, Elizabeth Valencia Alcalá, impuso 18 meses de prisión preventiva contra Franklin Tavares Ravelo y Bryan Alcántara Pérez, miembros de una supuesta red de narcotráfico de Sabana de la Mar, a quienes se les decomisó un alijo con 240 paquetes de cocaína, vehículos y pertrechos militares. La magistrada además declaró el caso complejo.

Por la complejidad del caso, el Ministerio Público trabajará de forma colegiada con la participación de los fiscales Marlene Guante Barona, Daniel Nivar Robles y Josué Cedeño.

A la red de Sabana de la Mar se le ocupó un cargamento de 240 paquetes de cocaína en un almacén que operaba camuflado de pescadería, pero que no era más que un centro de acopio de drogas para ser enviadas por mar a Puerto Rico.

Se les incautaron múltiples propiedades en un operativo de interdicción llevado a cabo en Sabana de la Mar, en el sector La Javilla, camino al hotel Caño Hondo.

En la camioneta marca Ford F-150, negra, año 2015, había ocultos otros 35 paquetes escondidos con una cubierta plástica, para un total de 240.

Las autoridades de la DNCD y el Ministerio Publico de Hato Mayor establecieron que la red utilizaba embarcaciones tipo pesquera para movilizar cargas de drogas desde territorio dominicano a la vecina isla de Puerto Rico.

La DNCD considera a la red de Sabana de la Mar una estructura de narcotráfico internacional con acciones de sicariato.

Los prófugos andan fuertemente armados y se dice que portan fusiles de guerras y pistolas.

Las autoridades dicen tener debidamente identificados y que en su contra hay órdenes de arresto “y les exhorta a que se entreguen a las autoridades”.

En el allanamiento se ocuparon cuatro camionetas, dos jet sky, un carro, una yipeta, un autobús privado, tres camiones de carga, dos pistolas, una marca Glock y otra Arex Slovenia.

También 51 motores fuera de borda, marca Yamaha, 87 embarcaciones de diferentes tamaños, dos pasolas y dos motocicletas, cuatro radios de comunicación, un GPS, una laptop y otras evidencias.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE