martes, 6 de abril de 2021


 

Ante unas mejores perspectivas económicas, el Gobierno dominicano redujo a la mitad la expectativa de depreciación del peso dominicano para este año. En el documento Panorama Macroeconómico 2021-2025, revisado a finales del mes pasado, las autoridades financieras estimaron que el dólar cerrará el año con una cotización promedio de 59.13 pesos, lo que implica una depreciación interanual de 4.5 %, sensiblemente por debajo del 9.2 % que se calculaba antes.

Una actividad industrial más animada, una revitalización del consumo familiar, un inesperado crecimiento económico en febrero y menores niveles de incertidumbre por el COVID-19 son algunas de las señales que avizoran otro panorama.

Pero no toda la recuperación marchará al mismo ritmo. El sector turismo, que aporta un tercio de las divisas que entran al país, tardará más en recuperarse. De hecho, el gobernador del Banco Central de la República Dominicana, Héctor Valdez Albizu, dijo la semana pasada que la actividad turística volverá a la normalidad para el año 2023.

Los que se mantienen en rojo

Pero el turismo no es la única actividad que todavía muestra números rojos, en medio del crecimiento de 1.1 % que mostró la economía en febrero. También, sectores como la energía y el agua, el transporte y el almacenamiento, así como el de servicios financieros, siguen en retroceso, aunque en mucha menor medida que los hoteles, bares y restaurantes que, en febrero, se desplomaron 50.8 %.