martes, 23 de marzo de 2021


 

La mayoría de los comercios cerrarán y los oficios religiosos se cancelarán en Semana Santa, del 1 al 5 de abril, reforzando así las restricciones vigentes en Alemania, para detener el aumento de contagios por COVID-19, anunció este martes la canciller Angela Merkel.

Las reuniones y las comidas al aire libre quedan prohibidas del 1 al 5 de abril.

Solo las tiendas de alimentación podrán abrir el día 3.

Muchas de las restricciones en vigor desde finales de 2020 se prolongan hasta el 18 de abril, precisó la canciller tras una negociación de casi 12 horas con los estados federados.