viernes, 19 de febrero de 2021


 

Estados Unidos regresó oficialmente el viernes al Acuerdo de París sobre el clima y el gobierno del presidente Joe Biden prometió hacer de la batalla ambiental una prioridad máxima.

Exactamente un mes después de asumir el gobierno, la principal economía del mundo y segundo mayor emisor de carbono regresó formalmente al acuerdo de 2015 que busca combatir el calentamiento climático.

El acuerdo tiene como objetivo limitar el aumento de la temperatura global a 2 ºCelsius (3,6 ºFahrenheit), por encima de los niveles preindustriales, y continuar el esfuerzo para bajarlo a 1,5 ºC.