jueves, 4 de febrero de 2021


 

El acuerdo consensuado entre el Ministerio de Educación (Minerd) y la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) que contempla el compromiso de aumentar los salarios de los maestros en los años 2022 y 2024, aunque los educadores tendrán que renunciar a hacer paros laborales, fue considerado como un “palo acechao” por representantes de ese sector, que dijeron que nunca renunciarán al derecho a protestar.

El expresidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Eduardo Hidalgo, catalogó el posible acuerdo como un grave error, porque entiende que un sindicato (ADP) está para defender a sus miembros de los abusos del patrón (Ministerio de Educación), así como a la población en sentido general.

“La protesta es un derecho establecido en nuestra Constitución. Es un acuerdo tipo ‘palo acechao’, pues en 50 años de existencia de la ADP no se había visto algo semejante”, externó Hidalgo.