jueves, 4 de febrero de 2021


 

La Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (Edeeste) cerró el 2020 con un nivel de pérdida del 50.1 % de la cantidad de energía que compró a los generadores, pero que no pudo facturar a los usuarios.

A diciembre pasado la distribuidora suministró 457.4 gigavatios como promedio mensual, pero solo pudo facturar 228.2 gigavatios a sus clientes. Las pérdidas representaron 229.1 gigavatios en ese mes.

Las pérdidas de Edeeste —que representaron un nivel récord para la institución— se dispararon 11.1 puntos porcentuales entre diciembre de 2019 e igual mes del año pasado, al subir de 39 % hasta 50.1 % durante ese período, de acuerdo a las estadísticas de la distribuidora.

En dinero, las pérdidas de la distribuidora fueron de unos US$196.3 millones. Edeeste compró energía eléctrica por US$550.6 millones, de los cuales solo facturó a los usuarios US$382.7 millones, pero de ese monto cobró US$354.3 millones, según la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

Aunque la institución fue consultada sobre las motivaciones que estarían provocando el incremento constante en el nivel de pérdida, al cierre de esta edición Diario Libre continuaba a espera de respuestas.