jueves, 25 de febrero de 2021


 

China rechazó el jueves denuncias de que obligó a diplomáticos estadounidenses a someterse a pruebas de coronavirus... anales.

El diario Washington Post reportó la semana pasada que algunos diplomáticos habían denunciado ante el Departamento de Estado que las autoridades chinas les habían obligado a someterse a esas pruebas, existentes en China debido a que funcionarios allí las consideran más eficaces que el examen bucal o nasal.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China Zhao Lijian respondió a reporteros en la sesión informativa diaria que “China jamás a pedido a diplomáticos estadounidenses en China hacerse pruebas anales”.

Por su parte, un portavoz del Departamento de Estado en Washington afirmó que el gobierno estadounidense “está comprometido con garantizar la seguridad y la integridad física de sus diplomáticos y sus familiares preservando su dignidad, respetando la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y otros estatutos del derecho internacional”.

China no ha reportado ningún caso de coronavirus de origen local en más de una semana, pero ha aplicado un estricto régimen de pruebas, especialmente a quienes vienen del exterior. Diplomáticos y otros extranjeros con visas especiales están exentos de la prohibición de entrada al país.