viernes, 29 de enero de 2021


 

Recientemente, el Gobierno dominicano firmó un acuerdo con la farmacéutica Pfizer para adquirir 7.9 millones de dosis de su vacuna contra el COVID-19. Además del gran reto que representa adquirir la vacuna en un mercado dominado por los grandes capitales del mundo y la urgencia de controlar las nuevas olas de la enfermedad, se suman las dificultades de distribución y almacenamiento.

La vacuna de Pfizer requiere de temperaturas muy bajas, entre menos 60 y 80 grados para su conservación, lo que obliga a cada Estado adquiriente a crear la infraestructura necesaria para su almacenaje y distribución.

En lo referente a la distribución y almacenaje, la directora senior de Cadena de Suministro para América Latina en Pfizer, Bárbara García, explicó a Diario Libre que la clave para mantener la temperatura mínima requerida por la vacuna durante su transportación son las cajas de envío que han diseñado.