miércoles, 16 de septiembre de 2020

 


Una investigación del Congreso de Estados Unidos responsabilizó a Boeing y a la Administración Federal de la Aviación (FAA) por los accidentes del modelo 737 MAX de la firma aeroespacial, según el informe divulgado este miércoles.

El documento es la culminación de una investigación de 18 meses realizada por el Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes sobre los accidentes de los vuelos de Lion Air y Ethiopian Airlines que se cobraron 346 vidas.

"Los accidentes del MAX no fueron el resultado de una única falla, un error técnico o un hecho mal gestionado", señala.