jueves, 27 de agosto de 2020

La biotecnológica Moderna aseguró ayer, miércoles, que su vacuna contra la COVID-19 generó una respuesta inmune “prometedora” en pacientes de edad avanzada tras llevar a cabo un ensayo clínico de etapa inicial y probar su prototipo en 10 adultos de entre 56 y 70 años y en otros 10 mayores de 71 años.
Durante la celebración del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Moderna explicó que cada participante recibió dos dosis de 100 microgramos de la vacuna con 28 días de diferencia y que los participantes produjeron anticuerpos neutralizantes, que los investigadores creen necesarios para desarrollar inmunidad al virus, así como células T asesinas, también necesarias.