sábado, 29 de agosto de 2020

El padre y una tía de la niña Liz María Sánchez, expresaron que el cuerpo de la infante no fue lanzado al mar como dijo el asesino confeso, Starlin Francisco Santos a la Policía Nacional.
«Encontramos una nueva cámara que nos indica que el tiempo que él tomó para hacer eso no era suficiente para él retomar para atrás y coincidir donde el dijo que la tiró», manifestó la pariente de Liz.
En tanto, el padre señaló que el acusado llegó a la barriada a las 12:33 p.m. luego de hacer el recorrido que este confesó que hizo y que el tiempo que tardó fue muy corto.
Ambos familiares indicaron que las autoridades no le han dado el apoyo suficiente para encontrar el cuerpo de la niña y pidieron al jefe de la policía y al presidente Luis Abinader que los ayude para dar con el paradero del cadáver de la menor.

CREDITOS A HOY