viernes, 24 de julio de 2020

Las autoridades estadounidenses detuvieron a tres investigadores chinos por presunto fraude en su solicitud de visado y buscan a una tercera que al parecer permanece en el consulado de China en San Francisco, informó ayer, jueves, el Departamento de Justicia (DOJ).
Las detenciones se conocieron después de que el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, forzó a China a cerrar su consulado en Houston (Texas) en medio de nuevas acusaciones de espionaje, una de las acciones más agresivas que ha tomado el país desde que estableció relaciones diplomáticas con Pekín en 1979. 
En un comunicado, el DOJ detalló que cuatro personas fueron acusadas de fraude en sus visados “en relación con un plan para mentir sobre su condición de miembros de las fuerzas militares de la República Popular de China, el Ejército Popular de Liberación (EPL), mientras realizaban investigaciones en Estados Unidos».  
“Tres de estos individuos han sido arrestados y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) está buscando a un cuatro prófugo de la justicia que actualmente se encuentra en el consulado de China en San Francisco”, puntualizó el DOJ.
El fiscal adjunto de seguridad nacional, John Demers, indicó, citado en la nota, que estas personas “solicitaron visados de investigación mientras ocultaban su verdadera afiliación con el EPL»
 
CREDITOS HOY DIGITAL