martes, 23 de junio de 2020

“Las capacidades blandas”, que son aquellas que impulsan a los trabajadores, dentro de las empresas, a desarrollar iniciativas, buenas relaciones internas y visión de negocios, están relegadas al último escalafón de valor. Esto es contrario a las posibles nuevas demandas que, como resultado de los cambios acelerados que se avecinan, puedan demandarse en el futuro global del mercado de trabajo
En el presente predomina una visión que parece recordar más al fordismo, basado en los sistemas de producción en serie, y donde se valora más el conocimiento formal, certificado y operativo, pero donde se tienden a relegar las aptitudes, conocimientos y valores adquiridos, y la capacidad de autoaprendizaje que conforman los rasgos de personalidad de todo ser humano.
Eso lo refleja una investigación de la empresa Mutiplicity, denominada por su directora ejecutiva, Natalia Batista, como “la primera empresa digital multinacional” de República Dominicana
 
 Creditos a Diario Libre