lunes, 22 de junio de 2020

Tres localidades del norte de España volvieron a imponer medidas de confinamiento social después de un repunte en las infecciones por coronavirus debido a un brote de contagios entre trabajadores que manejaban frutas y verduras en un almacén.
Las autoridades del gobierno de Aragón han ordenado límites a la actividad pública y recomendaron una menor movilidad en varias ciudades después de registrar 33 infecciones, la mayoría de ellas vinculadas al almacén donde unos 200 trabajadores están siendo sometidos a pruebas diagnósticas.
El principal funcionario de salud pública de la región dijo el lunes que las autoridades confían en que pueden controlar el brote en una etapa temprana. “Podemos tener transmisión comunitaria, por lo que es necesario adoptar medidas y contenerla”, dijo el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, citado por la agencia Europapress.

CREDITOS A DIARIO LIBRE