viernes, 8 de noviembre de 2019


1. Favorece la concentración

Esto se debe a que, mientras estamos delante del libro, en lo único que pensamos es en el contenido que estamos leyendo. La capacidad de concentrarse mientras lees requiere práctica, y es que un ávido lector se concentrará con mucha más facilidad que otro que lea solo de vez en cuando. El entorno donde nos encontremos mientras leemos también influye en nuestra concentración. El silencio, evitar interrupciones y distracciones, escoger el momento y sitio adecuado y no tener un horario de finalización, hace que logremos centrarnos solo en nuestro libro.

2. Estimula y fomenta la imaginación


Durante la lectura, se activan diversas regiones cerebrales que están directamente relacionadas con nuestra capacidad de imaginación. Mientras leemos, cualquier descripción que se haga en el libro (sabores, olores, escenarios, personajes...) la creamos inmediatamente en nuestra mente. Leer fomenta que seamos más creativos e ingeniosos.

3. Mejora las habilidades comunicativas

Cuando lees estás enriqueciendo tu vocabulario, lo que hace que tu lenguaje sea más fluido. También mejora notablemente la sintaxis, permitiendo que puedas expresarte de una manera más correcta, clara y ágil. 

Está demostrado que las personas que leen con asiduidad cometen muchas menos faltas de ortografía que las que no lo hacen, pues resulta que la lectura, además de ayudarte a ser mejor orador y comunicador, te ayuda a escribir mucho mejor.

4. Te mantiene activo mentalmente

Existen diversos estudios que confirman que las personas que leen habitualmente tienen menos probabilidades de padecer enfermedades neurodegenerativas con la edad. Al igual que ejercitamos nuestros músculos, también deberíamos ejercitar nuestra mente. De esta manera conseguiremos conexiones neuronales nuevas y, retrasaremos la aparición de enfermedades como el Alzheimer, la Demencia senil o el Parkinson.

5. Te aporta cultura y conocimientos

Leas lo que leas siempre, vas a aprender algo nuevo. Toda lectura nos aporta información, conocimientos y cultura y nos hace ver la vida desde diferentes puntos de vista. Cada uno de los conocimientos que adquirimos se queda almacenado en nuestra mente, pudiendo recurrir a ellos en el momento que nos hagan falta y hacer frente así a cualquier situación que se nos presente.

6. Reduce los niveles de estrés


¿Sabías que la lectura puede reducir el estrés hasta un 60%? La lectura nos relaja y nos hace tomar un descanso de la realidad y de los problemas. Es una buena vía de escape a la rutina diaria, pero, para que nos ayude con el estrés, debemos escoger libros o temáticas que realmente nos interesen, con las que se nos pase el tiempo sin apenas darnos cuenta. También puedes recurrir a los libros de autoayuda, ya que son bastante beneficiosos y normalmente relajan al lector.

7. Nos ayuda a dormir mejor

El estrés y las preocupaciones diarias afectan también nuestra capacidad para dormir. Por eso, el relajarnos y perdernos en un libro antes de domir nos ayudará a conciliar el sueño. Es recomendable tener uno en la mesita de noche y, mientras estés tumbado en la cama leyendo, no sólo se abstraerá tu mente, también se relajarán tus músculos y bajarán tus niveles de cortisol (hormona que se libera con el estrés), por lo que podrás dormir plácidamente.

8. Mejora la memoria

Que este hábito mejore la memoria se debe a las conexiones neuronales que se producen en nuestro cerebro mientras leemos.  

Y es que si somos lectores habituales, acostumbramos a nuestro cerebro a que recuerde fechas, nombres de personajes, detalles, determinadas situaciones... lo que fortalecerá nuestra capacidad para memorizar cualquier dato de nuestra vida diaria.

9. Crea empatía y ayuda a tener una mente más abierta


Cuando leemos nos ponemos en el lugar de los personajes y, de alguna manera, vivimos sus experiencias. Sentimos lo que ellos están sintiendo y vemos el mundo a través de sus ojos. 

Lograr esta conexión hace que en la vida real tengamos empatía con los demás, y nos ayuda a tener la mente más abierta ante diversas situaciones y experiencias y no temer a los cambios.

10. Te entretiene y divierte

La lectura es escogida por muchos como una de sus actividades favoritas, y es que leer nos entretiene y hace que el tiempo se pase volando. 

Un libro tiene la capacidad de crear en el lector una atmósfera de fantasía, la cual le lleva a visitar otros países o mundos, a conocer gente de diferentes lugares y edades, y a saber de sus costumbres.