jueves, 17 de octubre de 2019

SAN PEDRO DE MACORIS. El licenciado Melvin Matos anunció su lanzamiento como aspirante a síndico por este municipio.
La actividad fue realizada por decenas de sus seguidores en Remo Restaurant de esta ciudad.
Allí Matos dio a conocer sus aspiraciones a síndico y prometió corregir los males que afectan a este municipio al que definió como un pueblo arrabalizado.
Entre sus promesas está convertir en actual mercado municipal en una plaza artesanal y construir un nuevo mercado que reúna mejores condiciones que el actual, el que definió como un lugar inadecuado y antihigiénico para la venta de alimentos a la población.
Expresó que se lanza en busca de la sindicatura de este municipio por un conjunto de organizaciones.
En la actividad estaba presente además Jacobo Ramos, quien aspira a ser diputado por el conjunto de organizaciones.
Tanto Matos como Ramos se hicieron acompañar de los principales dirigentes del Bloque Institucional Social Demócrata, que colmaron un salón ubicado en la segunda planta de Remo Restaurant del barrio La Barca en esta ciudad.
Entre los presentes estaba una comisión de la Asociación de Motoconchos de esta ciudad y del Sindicato de Obreros Portuarios.
A continuacion el documento contentivo del discurso de Melvin Matos, dado a conocer en el encuentro con la presa:
Queremos iniciar dando gracias a Dios por seguir iluminando el camino y dirigiendo el andar en este recorrido hacia el rescate del municipio de San Pedro de Macorís.
Gracias a todos los precandidatos a regidores que nos acompañan y que han decidido librar esta batalla a nuestro lado para que San Pedro tenga mejor destino en la administración municipal, para que nuestro pueblo esté limpio y ordenado, más próspero y mejor organizado en la
municipalidad.
Agradecemos también infinitamente al Partido de la Liberación Dominicana, a su dirigencia provincial y municipal, a todos los dirigentes y cuadros, a la base del partido que ha confiado plenamente en que nosotros representamos el cambio de rumbo para nuestro municipio.
Y no quiero dejar de dar las gracias a mi pueblo, sus empresarios, sus líderes comunitarios, sus deportistas, la comunidad cristiana, a la prensa que será parte activa de la alcaldía; en fin, a todos y cada uno de los munícipes, quienes permanentemente han estado pendiente de nuestros pasos y a diario nos expresan muestras de respaldo para que lleguemos a la alcaldía con la única finalidad de que se rompa el hielo de una administración vacía, infuncional e inoperante.
Hoy, como cada vez que nos toca tomar un decisión, he querido expresarle a mi pueblo nuestro próximo paso político, el mismo apegado a la voluntad de transformar nuestra ciudad, apegado al sentimiento de los ciudadanos y sobre todo apegado al principio de que los entes sociales se deben a los pueblos, a su gente y a sus necesidades, que los colores partidarios no limitarán nunca la voluntad de servir y de aportar para que las cosas que van mal, cambien para bien.
Meses atrás recibimos propuestas formales por varias organizaciones políticas, bloques de partidos y coaliciones conformadas por numerosas entidades partidarias, para presentar la nominación a la alcaldía por San Pedro de Macorís, en ese momento agradecimos el gesto y solo prometimos sopesar la propuesta, sobre todo atendiendo a cuál sería el mejor rol que pudiéramos jugar en beneficio del pueblo.
Valorada las propuestas de estos grupos políticos organizados, evaluada la situación actual de mi partido, quien destinó la alcaldía para un aliado en metodología de reserva, vista la situación en que vive nuestro pueblo y el incumplimiento del acuerdo municipal de parte del incumbente elegido con la mayoría de los votos de nuestro partido, estudiadas todas las encuestas que nos dan como el preferido del pueblo con más de un 40% de la simpatía de los munícipes, hemos entendido que debemos continuar la lucha para llegar a la alcaldía junto a un equipo capacitado, preparado, actualizado y con deseos de servir.
Mi corazón está en el PLD, en la base de ese partido que por más de una década me ha permitido accionar y proyectarme para servirle a mi pueblo; aun así, el compromiso indeleble es con el pueblo, con su gente, con los munícipes; el compromiso es con un San Pedro de mejores oportunidades para todos; el compromiso es ante la nación, con la cual estamos en deuda como pueblo; les reitero, mi compromiso es con ustedes, para que juntos cambiemos, transformemos y relancemos nuestro amado San Pedro de Macorís.
Formalmente quiero anunciar que he tomado la decisión de aceptar que una gran coalición de partidos, agrupaciones políticas y movimientos sociales, me presenten como candidato a la alcaldía por el municipio de San Pedro, razón por la cual estamos aquí, para decirles que no pierdan la esperanza de que seremos el Alcalde y para que esperen a finales de este mes una gran juramentación y proclamación de nuestra candidatura por varias organizaciones políticas, que no citamos en estos momentos por motivos de legalidad, hasta que sean efectuadas en los próximos días las correspondientes asambleas de cada uno de los partidos.
Ha sido una decisión difícil, pero hemos puesto los intereses del pueblo por encima de los intereses particulares, hemos preferido sacrificar nuestros deseos y continuar esta batalla para sacar a San Pedro del letargo, del abandono y de la descomposición municipal, que reflejan un mal estado de convivencia ante los demás habitantes de la república.
No he decido por mí, he decido por todos; para rescatar nuestro pueblo, para cambiar el esquema de municipalidad; he decido por todos para que seamos un municipio piloto y ejemplo ante el resto del país; he decido para tener entradas hermosas, calles limpias, barrios organizados, juntas de vecinos funcionales; he decidido para que nuestro cascos histórico se le de valor e importancia, para que nuestros parques estén limpios y aptos para las familias; he decido en
procura de que la juventud sea parte de la alcaldía, para que llegue la tecnología y seamos un municipio vanguardista; he decidido porque San Pedro no aguanta más, pero si mmerecemos mucho más.
Gracias anticipadas por el apoyo. Quiero finalizar diciendo: ¡Vamos por ti San Pedro!