viernes, 17 de mayo de 2019

El presidente de la Junta Central Electoral (JCE) estimó que la judicialización de casos políticos-electorales es parte del proceso democrático y de garantía de los derechos fundamentales.
Julio César Castaños Guzmán habló del tema al ser cuestionado en torno a los diversos recursos sometidos en tribunales contra la decisión del arrastre entre diputados y senadores, adoptada por la JCE, la cual lo mantiene en seis demarcaciones y lo eliminó en 26. “La judicialización es una corriente que nosotros no podemos detener, es plural y democrático, la jurisdicción está para garantizar derechos”, expresó.
Dijo que la JCE está para acatar las decisiones de los organismos competentes que son las que tienen que hablar ahora con relación al controversial tema. Asimismo aseguró que respeta las opiniones disidentes.
En cuanto a las críticas a la resolución, Castaño insistió que es un problema de la Ley Electoral 15-19, que tiene una contradicción en los artículos 92 y 104. “La Junta no hizo esa ley sino que fue dada y en momentos determinado la interpretó”, indicó.
“Esto no es un concurso de popularidad. Al final de cuentas es un proceso donde compiten dos leyes nuevas. Y que este órgano electoral está fortalecido”, agregó.
Asimismo Castaños estimó hay suficiente tiempo para que se resuelva el tema antes de las elecciones congresuales de mayo 2020.
Participación Castaños Guzmán habló de estos temas tras dictar la conferencia: “El Voto como Instrumento de Paz”, en un desayuno organizado por la Fundación Vida Sin Violencia.
El presidente de la JCE destacó que el voto es una manifestación de voluntad y resaltó que “la paz como un valor contenido en el preámbulo de nuestra Constitución será un fruto de la justicia”.
Agregó que “la justicia es darle a cada quien lo suyo, lo cual implica en materia electoral que preservemos las condiciones para una participación equilibrada y al mismo tiempo para que garanticemos que la sumatoria de los votos emitidos por ciudadanos y ciudadanas sea la expresión auténtica y veraz de la voluntad del pueblo dominicano”.
De su lado la presidenta de la Fundación Vida Sin Violencia, Yanira Fondeur, precisó que se trató de un espacio de reflexión sobre un tema de la actualidad, como “el derecho al voto, que trae consigo su relevancia como instrumento de paz”. En el encuentro se reconoció a Rosa Roa de López, por su defensa los derechos de las mujeres.
Sin peligro
La Junta Central Electoral (JCE) está organizando unas elecciones limpias y transparentes y la población puede estar tranquila en ese sentido, declaró a El Nacional el miembro de esa institución Roberto Saladín, quien señaló que los reclamos de los partidos políticos son normales en las democracias y eso no quiere decir que el certamen esté en peligro. “La Junta está organizando un proceso para que sea exitoso independientemente del tema que domina la palestra, que es el voto de arrastre y tanto los partidos como la sociedad en sentido general deben saber que el derecho al voto es un derecho sagrado”.