miércoles, 17 de abril de 2019

El gobierno de Donald Trump va a activar una norma que permite demandar en Estados Unidos a empresas extranjeras presentes en Cuba que gestionan bienes confiscados tras la revolución, terminando con una exención que se mantenía desde hace dos décadas, indicó ayer martes un funcionario estadounidense.
El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunciará la medida hoy miércoles en un acto en Miami en el que se reunirá con veteranos de la fallida operación de Bahía Cochinos.
“Bolton va a anunciar la aplicación del título III de la Ley Helms-Burton mañana en un discurso en Miami”, dijo el martes un alto funcionario estadounidense.
“Pasos importantes”
El 12 de abril, Bolton había anunciado que participaría en un acto con los veteranos para anunciar “importantes pasos tomados por el gobierno para afrontar las amenazas para la seguridad relacionadas con Cuba, Venezuela y la crisis democrática en Nicaragua”.
Reacción europea
En respuesta, autoridades de la Unión Europea se comprometieron ayer martes a proteger los intereses de sus empresarios en Cuba y les instaron a “contraatacar” si son demandados por compañías de EE.UU. cuando el Gobierno de Donald Trump autorice las reclamaciones sobre propiedades nacionalizadas en la isla.
“Tenemos una reglamentación que permite a las empresas europeas contraatacar a iniciativas eventuales de las empresas americanas”, declaró el director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea, Stefano Manservisi, en una rueda de prensa en La Habana.