viernes, 22 de junio de 2018

NACIONAL
SANTO DOMINGO. El Ministerio Público solicitó ayer año de prisión preventiva como medida de coerción para el encargado de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) en Santo Domingo Oeste y otros tres oficiales más vinculados al robo de RD$1 millón 500 mil en efectivo a una comerciante en Los Alcarrizos.

Los oficiales implicados en este hecho son el coronel Francisco Radhamés Vargas Ureña, encargado de la Dicrim en Santo Domingo Oeste; el teniente coronel Santiago Sánchez Gálvez, el capitán Martín Madé Lara y el segundo teniente Ormandis Onésimo Alcántara Castillo, asignados también a esa unidad investigativa.

El conocimiento de la solicitud de coerción fue aplazado para hoy viernes a petición de los abogados de los imputados, que pidieron conocer el expediente.

De acuerdo con documentos judiciales, la comerciante Aura Burgos contrató a Fernando de la Rosa para que le instalara unas cámaras de seguridad en su casa, pero en vez de eso el imputado aprovechó para ubicar la forma en que podía entrar a robar.

Después, supuestamente De la Rosa penetró a la vivienda de Burgos y se robó los RD$1,500,000 en efectivo que la mujer tenía guardado en la casa fruto de una hipoteca, establecen las autoridades.

Al percatarse de la situación, Aura Burgos puso una denuncia en la Policía, aunque nunca se imaginó que pocos días después los oficiales llamados a investigar resultarían tras las rejas luego de que alegadamente trataran de repartirse el dinero que lograron recuperar en un allanamiento en casa del presunto ladrón.

El coronel Radhamés Vargas Ureña había sido puesto en retiro en 2010 por un caso de narco, pero fue reintegrado por sentencia de un tribunal.
 
 
DIARIO LIBRE

0 comentarios:

Publicar un comentario