lunes, 13 de junio de 2022


 

Lo que fuera el local de una discoteca en la comunidad La Pista de Juan Sánchez, alberga a los alumnos  de primaria y secundaria de la escuela Minerva Mirabal, en el municipio Sabana Grande de Boyá, provincia Monte Plata.

Todo el año escolar se ha desarrollado en precarias condiciones y alternándose los días entre los estudiantes de los dos niveles, pero los docentes no han dejado las aulas. Tampoco al centro educativo han llegado los nuevos libros de texto, cuando ya finaliza el periodo. 

Con un solo baño, sin área para servir el desayuno y el almuerzo y con pequeñas aulas improvisadas sin ventilación se imparte docencia a unos 300 estudiantes de esta pequeña comunidad, que demanda de las autoridades que levanten un nuevo centro educativo.

El local fue alquilado por el Minerd y miembros de la comunidad denunciaron que habrían atrasos en los pagos de las cuotas.

La vieja  escuela fue desechada por los ingenieros del departamento de Infraestructura Escolar del Ministerio de Educación, en el pasado gobierno, por representar un peligro para los estudiantes y los docentes, por el deterioro de la estructura que presenta grandes grietas y filtraciones.

Se inició la construcción de otro edificio en el año 2017, pero solo se le hizo la zapata y en ese nivel se ha quedado hasta la fecha.  

Juan Torres Vásquez, director de la escuela, explica que la comunidad se ha movilizado, de manera pacífica, para que las autoridades construyan la nueva escuela y se pueda impartir docencia de manera digna.

“Para que los muchachos no perdieran el año escolar el Ministerio alquiló este local donde antes funcionaba una discoteca y así iniciamos y estamos haciendo el trabajo que se nos demanda. Nosotros hemos garantizado la educación inclusiva de los estudiantes, a pesar de las circunstancias”, expresó Torres Vásquez.

Daysi Puente, vicepresidenta de la Asociación de Padres, Madres y Amigos de la Escuela dijo que no es justo, cuando se habla de calidad en la educación, que los estudiantes reciban docencia sin las condiciones adecuadas

“Y da lástimas que nosotros tenemos hijos meritorios, que han ganado concursos a nivel nacional en matemáticas, lectura, a pesar de las condiciones en que estudian. Yo le hago un llamado al ministro de Educación, Roberto Fulcar, para que por favor vengan en auxilio de esta escuela Minerva Mirabal del Distrito 17-04, porque el próximo año escolar no puede proceder en estas condiciones”, manifestó.

Mailelin Paulino Lora, estudiante meritoria de quinto de secundaria, dijo que ellos tienen derecho a estudiar en condiciones de dignidad y necesitan un ambiente adecuado para desarrollar sus capacidades.

Dijo que no están carentes de compromiso, ni de talento, sino de un buen ambiente y se merecen tener una mejor escuela.

Juan Francisco Olivo, representante de la Asociación Dominicana de Profesores en Sabana Grande de Boyá, dijo que acompañan a la comunidad en su lucha por una escuela donde los estudiantes puedan recibir docencia de manera digna.

“Esta es una lucha que viene desde el año 2015, en una comunidad donde la población estudiantil aumenta cada vez más y están en una escuela donde no es verdad que la calidad de la educación pueda lograrse en esas condiciones”, explicó a Diario Libre.

Dijo que la misión de la ADP no es solo defender a los maestros, sino también velar por la calidad de la educación y que los estudiantes y docentes estén en un buen ambiente lo que no está ocurriendo, pues el local que acoge la escuela Minerva Mirabal es un chiquero.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE