viernes, 13 de mayo de 2022


 

Los atracos, enfrentamientos y tiros al aire se han convertido en el pan de cada día de varios sectores populares de la capital dominicana. Producto de esto, tres menores de edad han sido víctimas de estos actos, quienes se han visto a un hilo de la muerte por las heridas causadas.

En menos de cinco días, el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, en el municipio Santo Domingo Este, ha recibo tres menores, entre edades 3 y 16 años, cuyos nombres se omiten por razones legales.

El pasado fin de semana, tras originarse una balacera en el sector de Villas Agrícolas del Distrito Nacional, dos de estos niños fueron impactados de balas, lo que ha creado un temor en los padres ante los constantes actos delictivos que arropa al sector.

Un niño de tres años salió detrás de su madre, la cual se dirigía al colmado alrededor de las 11:00 de la mañana, cuando desaprensivos empezaron una balacera alcanzando una bala en su pierna izquierda, la cual se alojó en los intestinos sin tener perforación alguna, lo que su madre calificó como “un milagro”.

Mientras que un niño de diez años estaba llegando a su casa de jugar pelotas a las 8:00 de la noche del domingo pasado cuando un hombre, no identificado, empezó a tirar tiros al aire alcanzando con uno al menor cerca del abdomen .

De acuerdo con el jefe de cirugía pediátrica del centro hospitalario, doctor Camejo, el diagnostico de los niños aún es “delicado” por lo que considera que todavía no están fuera de peligro.

Los moradores de Villas Agrícolas aseguran que este sector es “altamente” dominado por delincuentes de bandas, quienes hacen y deshacen a su anchas sin restricciones por parte de las autoridades policiales.

Enfrentamientos entre agentes de la Policía Nacional y delincuentes son comunes en esta zona, según confirma un comunitario del lugar, el cual indicó que casi pierde la vida al llegar del trabajo y encontrarse con una de estas acciones.

Dicen que pese a que las autoridades policiales se mantienen en la zona haciendo "un bulto", dicen sentirse desprotegidos y exhortan un cambio de agentes en el destacamento policial Villas Agrícolas. 

Denuncian que los delincuentes han incrementado la intranquilidad en el sector, por lo que entienden que la Policía Nacional debe poner más atención para evitar una desgracia mayor.

Expandir imagen

Uno de 16 años también está herido

Producto de estos actos violentos, un adolescente de 16 años también fue ingresado en el hospital a causa de una puñalada mientras hacía trabajos de delivery en un colmado del sector Los Mina el pasado sábado a las 4:00 de la tarde. 

De acuerdo con declaraciones de sus familiares, aún no se explican cómo ocurrieron los hechos ya que ni siquiera se trató de un atraco. Indican que dos personas (un hombre y una mujer) llegaron en un motor al colmado donde labora ubicado en Los Mina, luego “simplemente la chica se bajó, se enfrentó con un primo mío e inmediatamente me hirió”.

La madre de la víctima asegura que su hijo nunca ha visto a su agresora y que no se explican las razones que la llevaron a atacarlo.

Según sus declaraciones, el joven le comentó que unos minutos antes había tenido un incidente con una señora, la cual le rozó con la bicicleta que el joven salió a trabajar, “luego ella se puso a vocearle malas palabras y a decirle que las cosas no se iban a quedar así”, por lo que consideran que la misma debe ser investigada por las autoridades.

Aseguran que el sector Los Mina no es un lugar seguro a ninguna hora del día, debido a que estos actos violentos son comunes en la zona. 

"Eso es a todas horas que hay atracos, ya no hay nada segura aquí, la gente seria que sale a trabajar tiene que andar con miedo", manifestó la madre del joven atacado. 

El doctor Camejo asegura que la llegada de menores atacados ya sea por balas u otras agresiones, son comunes en el centro hospitalario, por lo que pide a las autoridades estar al pendiente de la situación. 

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE