jueves, 12 de mayo de 2022


 

Cada 10 de mayo se conmemora el Día Mundial del Lupus, como una iniciativa para crear conciencia sobre la existencia de esta enfermedad crónica que causa inflamación y dolor en cualquier parte del cuerpo.

Es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el propio sistema inmunológico, diseñado para luchar contra las infecciones, ataca el tejido sano del cuerpo.

Actualmente, el Hospital Docente Padre Billini tiene una cartera de 800 pacientes diagnosticados, siendo la unidad más grande del país. A esta le sigue la delHospital José María Cabral y Báez en Santiago. En República Dominicana solo hay 32 reumatólogos habilitados para brindar servicios a pacientes con lupus.

De acuerdo a la reumatóloga Teresandris Polanco, la prevalencia mundial del lupus oscila de un 0.5 a 1 % de la población.

Los síntomas de alerta son pérdida de pelo, dolor en las articulaciones, cansancio excesivo, lesiones en la piel, debilidad muscular y una prueba de anticuerpos (ANA) positiva.

"El lupus es el prototipo de enfermedad autoinmunesistémica. Es una enfermedad que es diez veces más frecuente en el sexo femenino que en el sexo masculino. Como es sistémica, puede afectar cualquier órgano. Puede empezar en piel y terminar tomando toda la anatomía”, explicó la especialista.

Un paciente que tenga predisposición genética o alguna modificación que se exponga a factores ambientales, a factores infecciones, tabaquismo o estrés puede llegar a desarrollar lupus eritematoso sistémico.

Parte del diagnóstico es la solicitud al paciente de un panel autoinmune donde se ve la elevación fuera del rango de referencia de ciertos anticuerpos, siendo el anti-Smith el principal, seguido del anti-Ro y anti-La.

"Siempre estos pacientes van a tener anticuerpos nucleares positivos, sin embargo, la positividad de estos no indica la enfermedad porque estos se pueden elevar en otras enfermedades autoinmune, en el embarazo", aclaró Polanco.

El diagnóstico se complementa con una biopsia de piel y biopsia renal en pacientes con afección renal.

Tratamiento

 La reumatóloga expuso que la piedra angular del tratamiento es la hidroxicloroquina, un antimalárico, que se comercializa como Plaquinol o cloroquina (Alarén).

Se complementa con cremas para la piel, esteroides tópicos dependiendo del tipo de lesión en la piel y se agregan inmunosupresores en riñón como micofenolato o ciclofosfamida.

Actualmente no hay cura para el lupus, el tratamiento es continuo porque "es tu propio sistema que ha perdido la capacidad de autorregulación", detalló la especialista.

Por Claudia Fernandez