miércoles, 11 de mayo de 2022

 


La guerra entre bandas en el área metropolitana de Puerto Príncipe ha obligado a miles de haitianos a huir a zonas más seguras, pero su llegada está generando recelo en los lugares de acogida, donde algunos son rechazados por el temor a que haya bandidos entre los desplazados.

Los enfrentamientos entre las pandillas 400 Mawozo y Chen Mechan, que se desataron el pasado 24 de abril, han obligado a por lo menos 9,000 personas a abandonar sus domicilios en las últimas semanas, según el último balance de Naciones Unidas, divulgado la semana pasada.

En los tiroteos han muerto al menos 75 civiles, según la ONU, pero la Red Nacional de Defensa de Derechos Humanos de Haití (Rnddh), una ONG, afirmó este martes que ha contabilizado 148 asesinatos.

El estallido de violencia ha llevado a centenares de personas a buscar refugio en las calles de Puerto Príncipe, donde este martes muchos recibían atención médica por parte de médicos del Ministerio de Salud. Pero también ha producido un éxodo desde la capital hacia las zonas rurales, regiones donde es más acuciante la falta de infraestructuras y de servicios básicos, por lo que es más difícil brindar asistencia a los desplazados. Aunque da la impresión de que es gente “traumatizada” que lo ha perdido todo.

La guerra entre bandas en el área metropolitana de Puerto Príncipe ha obligado a miles de haitianos a huir a zonas más seguras, pero su llegada está generando recelo en los lugares de acogida, donde algunos son rechazados por el temor a que haya bandidos entre los desplazados.

Los enfrentamientos entre las pandillas 400 Mawozo y Chen Mechan, que se desataron el pasado 24 de abril, han obligado a por lo menos 9.000 personas a abandonar sus domicilios en las últimas semanas, según el último balance de Naciones Unidas, divulgado la semana pasada.

En los tiroteos han muerto al menos 75 civiles, según la ONU, pero la Red Nacional de Defensa de Derechos Humanos de Haití (Rnddh), una ONG, afirmó este martes que ha contabilizado 148 asesinatos.

SIN INSTALACIONES PARA LOS DESPLAZADOS

El estallido de violencia ha llevado a centenares de personas a buscar refugio en las calles de Puerto Príncipe, donde este martes muchos recibían atención médica por parte de médicos del Ministerio de Salud.

Desplazados en Haití. (Archivo/Fuente externa).

Pero también ha producido un éxodo desde la capital hacia las zonas rurales, regiones donde es más acuciante la falta de infraestructuras y de servicios básicos, por lo que es más difícil brindar asistencia a los desplazados. Abel Descolines, exdiputado por Mirebalais, comuna a 50 kilómetros al norte de la capital, explicó a Efe que en su región “no hay instalaciones” para recibir a la gente que “se desplaza espontáneamente” mientras las autoridades locales, “sorprendidas por su llegada, no tienen medios para responder».

En las últimas dos semanas los desplazados “están llegando por decenas y cientos” y se instalan en la plaza pública y en el patio del Hospital Universitario de Mirebalais.

 

 

 

CREDITOS A HOY