miércoles, 23 de marzo de 2022


 

SANTO DOMINGO, RD.- En los últimos días se han registrado hechos de violencia en centros de salud que evidencian que la seguridad en establecimientos de esta naturaleza es frágil. Esto ha obligado a que se tomen  medidas de seguridad y videovigilancia para preservar la integridad física tanto de usuarios como personal médico y administrativo.

La puñalada que le propinó Luis Alfredo Rojas, alias Luisito, a la médico pasante Cecilia Teejada, en Villa Tapia, activó la alarma en centros de salud.

Aunque afortunadamente Tejada está fuera de peligro, su caso puso en alerta una realidad que amerita acción inmediata. Y en efecto así ha ocurrido. En un recorrido que realizó CDN por centros médicos del Gran Santo Domingo, se constató que hospitales públicos y privados instalaron cámaras de video vigilancia y reforzaron personal de seguridad. La medida busca evitar hechos violentos que afecten a médicos y pacientes.

Seguridad en centros de salud

En la Clínica Cruz Jiminián, ubicada en el sector capitalino de Cristo Rey, se confirmó la presencia de seguridad y sistema de video vigilancia.

Su director, el doctor Félix Antonio Cruz Jiminián, refiere que “tienen cámaras por todos lados”. Y que en la entrada de emergencia instalaron una puerta de hierro que se cierra cuando reciben casos de sangre. “Muchas veces recibimos heridos por hechos de sangre, y cerramos la puerta por si detrás viene alguien que quiera agredir al paciente”, concluye.

El personal de seguridad de la Clínica Cruz Jiminián constantemente revisa a quienes entran al área médica. “Tenemos un agente de seguridad en las escaleras que filtra entrada y salida sin ofender a las personas que nos visitan”, expresa la señora Walling, quien es la Encargada de Seguridad del centro de salud.

 

 

EL CARIBE