miércoles, 9 de marzo de 2022


 

Rusia, confrontada a un arsenal de sanciones por la invasión de Ucrania, suspendió el miércoles por seis meses la venta de divisas extranjeras y anunció una tregua para dejar salir a civiles de las ciudades bombardeadas, sin aflojar la presión militar.

Polonia, un país de la OTAN, se dijo por su lado lista para colocar sus aviones Mig-29 a la disposición de Estados Unidos, abriendo paso a un posible esquema para poner esos aparatos a disposición de la Fuerza Aérea ucraniana.

Las sanciones escalaron el martes un nuevo peldaño, cuando el presidente Joe Biden decretó un embargo sobre la importación estadounidense de petróleo y gas rusos, con la intención de "asestar otro duro golpe" al presidente ruso Vladimir Putin.

Reino Unido indicó que también cesará de importar petróleo y derivados petrolíferos rusos a fines de 2022.

La invasión ordenada por Putin el 24 de febrero ha empujado hacia países vecinos a más de dos millones de ucranianos, de los 37 millones que tenía el país antes del conflicto (sin contar las zonas separatistas del este) y ha generado millones de desplazados internos
 
 
DIARIO LIBRE