viernes, 11 de marzo de 2022


 

Las empresas cruciales para los intereses nacionales de Estados Unidos deberán informar cuando sufren hackeo o ataques con software extorsionista, de acuerdo con nuevas normas aprobadas por el Congreso.

El gobierno del presidente Joe Biden y el Congreso han tomado medidas para reforzar las defensas cibernéticas del país tras una serie de de campañas de espionaje digital que tuvieron gran repercusión y ataques con programas informáticos extorsivos. Con los informes, el gobierno federal tendrá una visión más amplia de los ataques de ciberpiratería a empresas privadas, que en numerosas ocasiones no han denunciado los hechos al FBI u otros organismos nacionales.

“Está claro que debemos tomar medidas audaces para mejorar nuestras defensas online”, dijo el senador demócrata Gary Peters, quien preside la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales.