miércoles, 12 de enero de 2022


 

Un niño de dos meses que dormía junto a su abuela en una habitación en la ciudad de Baghpat, del estado de Uttar Pradesh, en la Inda, fue sustraído por monos que momentos después lo ahogaron en un tanque de agua, informaron medios de ese país.

Los primates aprovecharon que la puerta de la habitación estaba abierta para robarse al bebé, llamado Keshav Kumar.

Anteriormente ya los monos habían intentado sin éxito sustraer al bebé, pero su familia lo impidieron.

“No esperábamos que volvieran en la oscuridad”, se lamentaron Prince y Komal, padres del niño.

La policía local informó que tras analizar las cámaras de seguridad descubrieron que los simios habían saltado de la terraza de la vivienda, uno de ellos con el niño en los brazos.

Según el digital de Actualidad RT, vecinos de la familia afectada declararon que ya habían denunciado los problemas que les han ocasionado  los simios y que no tuvieron respuestas de las autoridades.

No es la primera vez que estos primates, que pueblan el entorno urbano del país asiático, matan a un niño. El diario El País cita en un reportaje titulado “la India recurre a la inteligencia artificial para luchar contra los monos”, reseña que en noviembre de 2019 una madre que amamantaba a su bebé, este le fue despojado por un macaco.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE