sábado, 8 de enero de 2022


 

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina, aprovechó el Día del Poder Judicial para resaltar como uno de los principales logros recientes, la erradicación de la mora judicial, y sugirió que, de cara al futuro, deben aplicarse algunos cambios para mejorar la administración en el sistema de justicia.

De acuerdo con lo planteado por el presidente del Poder Judicial, la Defensoría Pública debería funcionar como un instituto, cuyo consejo no sea integrado por el presidente de la Suprema Corte de Justicia, sino que debe ser encabezado por el director de esa institución.

En cuanto a la Dirección de Prisiones, el magistrado Luis Henry Molina consideró que debido a su naturaleza, esa dependencia no está ligada a la función del ente persecutor o Ministerio Público. Entiende que podría funcionar de manera independiente a la Procuraduría General de la República.