viernes, 14 de enero de 2022


 Estados Unidos dijo este jueves que ve un riesgo "alto" de que Rusia invada Ucrania tras negociar esta semana con Moscú, y aseguró que está "preparado" para responder si eso ocurre, con una serie de sanciones que afectarían a sectores "estratégicos" rusos.

Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, matizó en una rueda de prensa que la inteligencia estadounidense no ha determinado por ahora que Rusia haya "decidido de forma definitiva tomar la vía militar en Ucrania".

Sin embargo, subrayó que "la amenaza de invasión militar es alta", porque Moscú ha concentrado en las últimas semanas alrededor de 100,000 soldados en la frontera con Ucrania.

Después de una ronda de conversaciones bilaterales con Rusia y otra en el seno de la OTAN, el asesor de Biden aseguró que el diálogo fue "franco y directo", además de "útil", porque ha dado a ambas partes "cosas que considerar".

No obstante, reconoció que por ahora no hay ninguna fecha prevista para retomar los contactos, y dijo que es algo que Washington debe consultar con sus aliados, para decidir los próximos pasos.

"Estamos preparados para seguir con la diplomacia para mejorar la seguridad y la estabilidad en la zona euroatlántica. También estamos preparados si Rusia elige un camino diferente", subrayó Sullivan.

El tono de Sullivan fue mucho menos pesimista que el del viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, quien aseguró este jueves que no ve "motivos" para reanudar las conversaciones con Estados Unidos porque Washington y la OTAN han rechazado sus demandas de garantías de seguridad.

Al respecto, Sullivan afirmó que Estados Unidos sí está preparado para hablar de "límites recíprocos al despliegue de misiles" de ambas potencias, siempre que Rusia se comprometa a "cumplir con su parte".

Si Rusia invade finalmente Ucrania, Estados Unidos y sus aliados en Europa impondrán "sanciones financieras significativas" que no se aplicarían gradualmente, sino que irían directas a "lo alto" de "ciertas industrias estratégicas fundamentales" en Rusia, explicó.

El asesor de Biden reconoció que la lista de sanciones de Estados Unidos no sería exactamente la misma que la impuesta por sus aliados europeos, pero aseguró que ambos bloques actuarían "al unísono" para que Moscú sufriera consecuencias económicas.

Mientras Sullivan daba su rueda de prensa en la Casa Blanca, el Senado de EE.UU. votó sobre una propuesta del senador republicano Ted Cruz para imponer sanciones al gasoducto Nord Stream II, que une Alemania con Rusia, pero el proyecto no consiguió reunir los 60 síes que necesitaba para salir adelante.

La Casa Blanca ha respaldado otro proyecto de ley, impulsado por el senador demócrata Bob Menéndez, que en caso de que haya una invasión de Ucrania impondría sanciones a altos cargos del Gobierno y el Ejército rusos, incluido el presidente Vladímir Putin, además de a empresas y bancos del país.