lunes, 20 de diciembre de 2021



Comenzó a trabajar en la industria local de desarrollo de software a los 18 años, y a sus 23 pasó de ganar RD$70,000 a casi RD$300,000, y aún no tiene título universitario. Pero ese salario superior no se lo paga una empresa dominicana; se lo gana laborando hace seis meses para una compañía extranjera desde su apartamento en el Distrito Nacional.

El joven -que prefirió no ser identificado y se citará como Raúl- es parte de la fuga de técnicos dominicanos en el desarrollo de software que comenzó a tomar fuerza en 2019 y se aceleró en este 2021 por el auge del trabajo remoto a raíz del confinamiento impuesto por la pandemia del COVID-19.

Empresas, principalmente radicadas en los Estados Unidos, aprovechan una mano de obra calificada y más barata, así como una conveniencia de zona horaria, para contratar dominicanos de forma remota –en su mayoría jóvenes–, quienes se benefician de pagos de entre 3,500 hasta 8,000 dólares al mes, una divisa que actualmente está a 57 pesos por un dólar. 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE