miércoles, 17 de noviembre de 2021


 

Estados Unidos registró un récord de más de 100,000 muertes por sobredosis en un año durante la pandemia, una cifra que alarmó a las autoridades sanitarias, que hablan de una “crisis” sin precedentes vinculada principalmente a las ventas ilegales de fentanilo, un potente opiáceo.

Entre abril de 2020 y abril de 2021, el país registró 100,306 sobredosis fatales, un aumento del 28.5 % respecto al mismo periodo del año anterior (78,056 fallecimientos), según cifras provisionales divulgadas este miércoles por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Es la primera vez que se supera la barrera simbólica de las 100,000 muertes. Esto implica un fallecimiento cada cinco minutos.

“Mi gobierno está comprometido en hacer todo lo que esté en nuestro poder para atender la adicción y acabar con la epidemia de sobredosis”, reaccionó el presidente Joe Biden en un comunicado.

“Mientras continuamos progresando para vencer la pandemia de COVID-19, no podemos ignorar esta epidemia de muertes, que ha afectado a familias y comunidades alrededor de todo el país”, agregó.

Mientras que el secretario de Salud, Xavier Becerra, dijo a periodistas que “es tiempo de hacer frente al hecho de que esta crisis parece estar empeorando”.

“Necesitamos poner todas las manos a la obra”, aseguró.

La pandemia ha acelerado un fenómeno que ya venía creciendo, al incrementar el aislamiento de ciertas poblaciones, según expertos.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE