martes, 30 de noviembre de 2021

 


La Ciudad Colonial es la base de decenas de anécdotas de hechos que habrían ocurrido siglos atrás. Una de esas historias está vinculada a la proclamación del Estado Independiente del Haití Español o la independencia efímera, de diciembre de 1821, y a una tradición que en los últimos años ha caído en el olvido: el Día de San Andrés.

Según el relato, la festividad, en la que jóvenes y adultos jugaban a tirar agua, harina, polvo talco y huevos, le habría servido al movimiento independentista de José Núñez de Cáceres para “sorprender” al ejército español apostado en la Fortaleza de Santo Domingo, también conocida como Fortaleza Ozama.

La Guía de Anécdotas, cuentos, crónicas y leyendas de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, de Kin Sánchez, detalla que a pesar de que, presuntamente, Núñez de Cáceres se oponía a esa costumbre, conocida en sus primeros años como “Carnavales de Agua”, el 30 de noviembre de 1821 habría permitido a su hijo usar su carruaje para el traslado de cascarones de huevos.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE